Manejar el trauma después del embarazo y pérdida del bebé

La pérdida de un embarazo o de un niño es devastador y traumático.

El camino del duelo después de una pérdida de embarazo o de un niño es individual. Su fisiología y sus respuestas fisiológicas son reales y válidas. Son el resultado normal de un profundo dolor y aflicción, y estos síntomas pueden aumentar o reducirse con el paso del tiempo. No existe un camino correcto para avanzar en este viaje.

Si se siente

desesperado · agobiado · incapaz de avanzar

por favor acuda a un profesional de salud mental

RESPUESTAS NORMALES AL TRAUMA DESPUÉS DE UNA PÉRDIDA

  • Estado de ánimo depresivo, irritabilidad, o enfado

  • Sentimientos de inseguridad, culpa, y baja autoestima

  • Ansiedad

  • Flashbacks de la pérdida

  • Incapacidad para recordar momentos sobre la experiencia de la pérdida

  • Incapacidad para concentrarse, pensamientos recurrentes, confusión mental, o sentirse desconectado de la realidad

  • Sentirse aletargado, incapaz de moverse, con movimientos lentos, o sentirse agitado o nervioso

  • Si duerme muy poco (insomnio) o duerme demasiado

  • Significante pérdida o aumento de peso

  • Si evita gente o lugares que le recuerdan su pérdida

  • Corazón acelerado, respiración rápida, náuseas o diarrea

QUÉ PUEDE HACER CUANDO HA SUFRIDO UNA PÉRDIDA

  • Empezar a trabajar con un profesional de salud mental. El apoyo le garantizará una experiencia lo más llevadera posible.

  • Acuda a un grupo de soporte. Compartir con otras personas en las mismas circunstancias es esencial.

  • Tenga un familiar/amigo que le controle a diario.

  • Limite las redes sociales. Puede resultar difícil ver a otros mostrar su “perfección” cuando la vida es incierta.

  • Haga ejercicio. Aunque le resulte complicado moverse, un paseo con alguien querido o hacer estiramientos en casa puede ayudar a rebajar tensión.

  • Duerma. Encuentre la manera de proteger su sueño.

  • Nutrición. Asegúrese de comer adecuadamente; a veces una buena comida puede ayudar a romper la confusión mental.

Si estás pensando en el suicidio, manda un mensaje de texto con la palabra “HELP” al 741741 o llama al 1-800-273-8255.