Embarazo después de una pérdida

El embarazo después de una pérdida (PAL) es una parte frecuente del doloroso camino para muchos padres que han experimentado la pérdida de un embarazo o de un niño. Este periodo de tiempo desafía a los afligidos padres que a menudo están entre la alegría, el dolor, y la ansiedad durante los posteriores embarazos.

El camino de cada persona es diferente pero más allá de eso aca hay algunas ideas que te pueden ser de ayuda si estás embarazada, o estás considerando quedar embarazada después de haber sufrido una pérdida:

  • Admite que el embarazo después de sufrir una pérdida es difícil.   El darte compasión y cuidado a ti misma ayuda mucho en este camino.

  • Recuerda que esta bien que sigas tu luto y estés triste por tu perdida durante tu embarazo siguiente.

  • Entiende que vas a tener una serie de emociones durante este difícil momento de tu vida.  Es normal que sientas miedo y ansiedad y un minuto después te sientas esperanzada.

  • Date cuenta que este embarazo es diferente, que es un bebé diferente, y con un resultado diferente.

  • Rodéate de un de gente que te apoye, que incluya tu familia, amigos, otras mujeres que estén embarazadas después de haber sufrido un pérdida, consejeros mentales, y los individuos que te van a atender y cuidar durante el embarazo.

  • Entiende que tu eres la experta de tu cuerpo, tu bebe, y tu embarazo. Tienes derecho a que te crean tus doctores.  Tienes derecho a buscarte a otro doctor, nurse, o partera que te escuche y respete si no te están tomando en serio tus preocupaciones.

  • Aprende sobre los desafíos mentales y físicos de un embarazo después de una pérdida, y de cómo tu pérdida afecta las decisiones que tomas durante este embarazo.

  • Planifica la experiencia de parto que tu quieres y deseas, con el entendimiento que esto es parte de tu proceso de recuperación.

  • Busca consuelo de otros cuando lo necesites y date el permiso para rechazar consuelo de otros cuando no lo necesites.

  • Rechasa invitaciones a baby showers, fiestas de cumpleanos, y cualquier otro evento que provoque emociones para ti.  No es de mala educación ni egoísta hacer eso, es el instinto de cuidarte a ti misma.

  • Acepta que el recordar a tu bebé que murió es una manera saludable de separar este embarazo del previo.

  • Date permiso para celebrar, o no, este embarazo.

  • Cree que te mereces este embarazo y este bebé.

  • Date permiso para dejar ir a la culpa y sentir esperanza y alegría por esta nueva vida que llevas dentro tuyo.

Por favor visita Pregnancy After Loss Support para más información y apoyo durante este camino del embarazo después de una pérdida.

¿POR QUÉ LA SALUD MENTAL ES TAN IMPORTANTE DURANTE UN EMBARAZO POSTERIOR?

  • Mujeres embarazadas después de una pérdida tienen un mayor porcentaje de ansiedad y depresión comparado con mujeres que han dado a luz bebés vivos.

  • Los problemas de salud mental pueden afectar la salud y seguridad del bebé durante embarazos posteriores y, si no están tratados, pueden afectar negativamente el vínculo con este nuevo bebé.

Gracias a la autora Lindsey Henke, fundadora, Pregnancy After Loss Support.

 “Estar embarazada después de haber sufrido un pérdida - es lo más difícil que he vivido después de tener que enterrar a mi hijo.”

Lindsey Henke, fundadora de PALS